El corte «Pixie» es un corte de pelo que siempre está de moda, pero no todas las mujeres se atreven con él. Es un corte que tiene muchas posibilidades. Se lleva en capas, parisino, levantado, «curly», despeinado, rollo grunge, etc.

¿Qué corte de pelo se va a llevar en el 2019?

Cuando nos cansamos de las melenas largas, las mechas o los rizos, un buen cambio puede resultar innovador, rejuvenecedor y una buena opción para renovar nuestra imagen, y encontrar agilidad y versatilidad en el peinado.

Si tu pelo tiende a encresparse y quieres hacerte un corte de este tipo, lo primero que debes hacer es aplicarte un tratamiento con ácido hialurónico y toxina botulínica para relajar y rebajar los rizos. Esto funciona como una especie de relleno de las fibras capilares. Doma el cabello y luce suave, brillante e hidratado, perfecto para el corte que deseas. Si el pelo es liso, el corte solo va a requerir un poco de crema cuando esta húmedo y liso.

Es uno de los estilos más copiados e icónicos y que favorecen a cualquier edad. Tiene muchas posibilidades y es perfecto para cabellos muy finos porque da sensación de mayor cantidad y volumen.

La opción que más se luce es muy corto por la nuca y laterales, raya al lado y parte superior más larga. Admite declinaciones y se adapta a todo tipo de rostros. Hay que reconocer que el pelo corto es muy fácil de mantener y es ideal para días cálidos y húmedos.

Si lo que quieres es darle al corte un aire más personal, las opciones son muchas. Tienes desde un «pixie grunge», despeinado, «curly» a otras más formales como el parisino, el capeado o el levantado.

También puedes jugar con la longitud del flequillo y darle formas atrevidas y asimétricas, originales y con un aire cool. Es importante adaptar el corte al tipo de rostro. Si tu cara es redonda, apuesta por el volumen en la parte superior y algunos mechones delgados en la punta, para camuflar la redondez. Si tu rostro es cuadrado, es mejor dejar el pelo al rededor de la mandíbula.

Es el primer paso para saltar hacia el pelo corto. Si el rostro el alargado opta por el flequillo. En el caso de los rostros ovalados, les sienta bien casi todo. ¡Ya sabes… solo tienes que atreverte!