La forma de nuestro cabello no es una conformidad con la que estemos siempre de acuerdo. De hecho, muchas veces nos quejamos porque lo que no sabemos es que detrás de cada fibra capilar, hay un conjunto de circunstancias biológicas, genéticas y fisiológicas que explican por qué su forma es curva o recta.

El pertenecer a un tipo u otro de cabello, depende de tres elementos según la ciencia:

  • El gen TCHH, presente en el ADN de cada persona, genera la proteína Tricohialina, presente en las células que conforman cada folículo y que dan resistencia y forma a la raíz del pelo.
  • El tamaño del folículo piloso, y la forma de su abertura al exterior, determina el grosor de cada cabello y su aspecto final.Si el folículo tiene un perímetro circular el pelo será liso; y si es achatada, asimétrica o elíptica darán lugar a rizos y ondas.
  • La queratina, es una proteína fibrosa con estructura helicoidal que se une entre sí formando largas cadenas resistentes. Si estos enlaces se unen de una manera recta, el pelo será lacio, y si la conexión es en diagonal o asimétrica, el cabello tenderá al rizo.

En estadísticas europeas la población de origen europeo, un 45% tiene el cabello liso, otro 40% lo luce ondulado, y un 15% posee un rizo definido. Pero tengas como lo tengas, cuídalo y lúcelo bello gracias a productos y expertos profesionales de la peluquería en Madrid