Nuestro pelo es una de las cosas de nuestro cuerpo que más preocupa a las mujeres. Nos gusta llevarlo siempre bonito y brillante. Cuando pensamos en cuidarlo siempre buscamos tratamientos sin caer en la cuenta de lo importante que es el peinar el pelo.

Cuando peinamos nuestro cabello, cogemos un peine cualquiera sin pensar que el acto de «peinar» es mas complicado de lo que parece. Existen distintos tipos de cabellos, algunos son lacios, rizados, ondulados o crespos. Dentro de estos están los gruesos, finos, voluminosos o sin volumen. Y cada pelo tiene que ser peinado y cuidado de una manera específica.

Consejos para peinar tu cabello

  • Pelo lacio: Suele ser un poco más fácil de cuidar, pero en su día a día es preferible que escojamos un peine grande, con dientes de madera y gruesos, para así prevenir el frizz y dejar los mechones de pelo alineados.
  • Pelo ondulado: Debe permanecer con sus ondas por lo que se debe de tener cuidado al peinarlo. No se debe de peinar con frecuencia para así poder mantener la onda. Se recomienda peinarlo al salir del baño y dejarlo secar al aire.
  • Pelo rizado: Es importante peinarlo mojado e intentar no hacerlo mucho cuando esté seco, ya que puedes perder el volumen de tu cabello y deshacer los rizos.
  • Pelo crespo: Busca una mascarilla adecuada para tu tipo de cabello y aplícala del medio a las puntas. El calor ayuda a que la mascarilla funcione mejor y quede suave y brillante. Al peinarlo usa productos como la espuma. De esta forma evitarás el encrespado.

Si con estos consejos no consigues tener tu pelo como quieres, lo ideal es que pruebes algunos de los remedios para evitar el pelo encrespado que publicamos en otra de nuestras entradas de este blog. Con todos estos trucos podrás lucir un pelo bonito, suave y brillante. Y si no sabes qué tratamientos son los mejores para tu tipo de cabello, no dudes en venir a visitarnos, ¡Te esperamos!.